EL CABALLO PURA RAZA ÁRABE_

El P.R.á. es la raza de caballos más antigua. Hallazgos arqueológicos encontrados en los desiertos árabes nos remontan sus orígenes a antes del 2.500-3.000 a.C.. Sus orígenes están llenos de leyenda, siendo la más popular la que lo considera como un descendiente de las cinco yeguas que llegaron primero a la Meca, enviadas por Mahoma para anunciar su victoria.

Lo cierto es que los beduinos criaban y seleccionaban estos caballos desde la época de Mahoma, considerándose la línea del desierto como el árabe de élite u original. Buscaban criar un caballo fuerte y hermoso, para lo cual, durante 2000 años seleccionaron las yeguas por su resistencia y valor, y a los sementales por su belleza e inteligencia, y siempre utilizaron la consanguinidad para fijar las características de la raza.

Los caballos árabes fueron introducidos en Europa con las invasiones moriscas, entrando en España en el año 711, y desde el principio se convirtió en insustituible para la creación y mejora de las razas indígenas de toda Europa.

El caballo de Pura Raza Árabe es bello, armónico, inteligente y dócil, y destaca por su velocidad y resistencia. En la actualidad son los caballos mejor dotados para los raids y pruebas de resistencia.

De su morfología destaca:
  • CABEZA: Piramidal y acuminada, bien proporcionada, con ojos grandes y expresivos, y amplios ollares. Perfil cóncavo y orejas pequeñas y convergentes bien separadas y curvas. Ojos separados, grandes y redondos.
  • CUELLO: Largo y arqueado
  • GRUPA: Horizontal y con el nacimiento de la cola elevado.
  • ALZADA: Normalmente entre 1’42 y 1’60 m.
  • Muy buenos aplomos y cascos (izquierdos)

El Servicio de Cría Caballar tiene la Y. M. de Jerez, en la que se crían magníficos ejemplares de esta ancestral raza.


EL PURA SANGRE INGLÉS_

La historia de Inglaterra va tradicionalmente unida a la de las carreras de caballos. De tiempos de Enrique II (año 1160) datan las primeras selecciones de caballos y las primeras carreras con apuestas, y es a finales del s. XVII cuando se crea el Stud-Book del P.S.I.

El origen moderno de esta raza se basa en la selección por su morfología y velocidad de 50 yeguas, y 3 sementales históricos:
  • BYERLEY TURK, que fue un caballo de guerra que no llegó a correr. Es el 4º padre de HEROD.
  • DARLEY ARABIAN que llegó a Inglaterra en 1704 importado por Sir Thomas Darley, es el más famoso, y ECLIPSE su hijo más laureado al ser imbatido tras 8 años en los hipódromos.
  • GODOLPHIN ARABIAN quien empezó a correr en Inglaterra en 1729 y es el abuelo de MATCHEM.

El P.S.I. está íntimamente unido a las carreras, donde la competición se caracteriza por la precocidad, puesto que los potros debutan con 2 años de edad, y con 4 años ya se consideran viejos para el hipódromo.

Por ello, no existe un modelo morfológico para esta raza; el mejor es el más rápido, si bien siempre se ha prestado especial importancia a la conformación de las extremidades y a la expresión y la clase, teniendo muy en cuenta el carácter, puesto que son animales que suelen estar sometidos a mucho stress. Les diferencia igualmente de otras razas su dorso largo, por ser característica necesaria para desarrollar un tranco amplio en el galope.

El Servicio de C.C. cría P.S.I. en la Y.M. de Lore-Toki (Guipúzcoa).


EL PURA RAZA ESPAÑOL_

El origen del caballo de P.R.E., aunque algo incierto, parece basado en el antiguo caballo ibero (que se conoce en la península desde el s. VI a. de C.) y que eran ejemplares fuertes con alzadas sobre el 1’45 m., modificado por la influencia de las siguientes sangres:

  • Influencia de caballos berberiscos tras la invasión árabe (s. VIII), que introdujeron una evidente pobreza de extremidades.
  • Influencia de caballos germano-napolitanos (en época de Carlos V y Felipe II) buscando un caballo de armas más poderoso, y que introdujeron perfiles acarnerados.
  • Mejoramiento en el s. XVI con árabes puros de origen Persa y Mesopotámico.

La influencia es tan amplia, puesto que hasta 1912 no se crea el Registro-Matriculas de caballos y yeguas P.R.E., momento a partir del cual no se admiten otros cruzamientos.

Características morfológicas:
  • CABEZA: Perfil frontonasal subconvexo, con orejas medianas. Ojo grande implantado oblicuamente.
  • CUELLO: Ligeramente arqueado, sobre todo en el borde superior.
  • GRUPA: Redondeada y con nacimiento de la cola bajo.

Hoy día se presta especial importancia a la mejora de la funcionalidad de esta raza, y esto se ha traducido en los numerosos éxitos deportivos que se han conseguido en pruebas de Doma Clásica. El semental EVENTO, con el hierro de la Yeguada Militar, fue quien obtuvo el primer éxito memorable, al ser sexto clasificado en los Juegos Olímpicos de Atlanta (1996).

Tradicionalmente esta raza ha tenido dos defectos que actualmente ya están eliminados gracias a las valoraciones para la reproducción: el cuello de gato y el campaneo.

Estos caballos los cría el S. de C.C. en la Y.M. de Jerez.


EL CABALLO ANGLO-ÁRABE_

Buscando la consecución de un caballo que conjugase velocidad, fuerza, resistencia, temperamento y docilidad, M. Gayot (Director del D. de S. de Pompadour) creó en 1840 el caballo anglo-árabe, aunque el Stud-Book de la raza no apareció hasta 1890. Desde el principio se buscó un caballo de deporte más polivalente que el P.S.I. o que el P.R.á., que tuviese utilidad para todas las disciplinas ecuestres.

Hoy día son caballos longilíneos sin exageración con alzadas entre 1’60 y 1’65, cabezas de perfil recto, cuello largo y poco curvado, dorso corto y “cerca de tierra”. Han demostrado especial idoneidad para las pruebas de concurso completo.

La Y. M. de Ecija (Sevilla) es la encargada de criar esta raza.


EL CABALLO DE DEPORTE ESPAÑOL_

Hoy día las razas de caballos deportivos están extendidas por todo el mundo. Su objetivo es el de criar un caballo con unas aptitudes y actitudes deportivas, que le hagan buen competidor en las pistas de concurso para las tres disciplinas olímpicas. Cada país tiene su propia raza deportiva (SF, BPN, KWPN, ISM, etc.) y algunos países una raza por cada región (Hannoveriano, Ademburgués, Westfaliano, Rhenano, etc.)

En España se creó en 1998 el Stud-Book del C.D.E. ( hasta entonces sólo existía un registro de productos cruzados), y ya se ha convertido en la raza caballar con más proyección en la cría nacional.

Son caballos sin una morfología concreta, pero con una absoluta ausencia de defectos, y una equilibrada combinación de fuerza, clase, elasticidad, temperamento y buen carácter. Es muy importante que destaquen por:

  • Cuello fuerte y bien musculado.
  • Espaldas bien orientadas con buena cruz.
  • Dorso corto y fuerte.
  • Grupa fuerte y bien angulada.
  • Buenos aplomos, estructura ósea adecuada, buenos cascos y “cerca de tierra”

La Y.M. de Ibio (Cantabria) cría para el S. de C.C.  estos caballos.


RAZA BRETONA_

Las razas de tiro tienen su origen en centroeuropa y más concretamente en la región de las Ardenas francesa y belga. El trabajo en el campo y la orografía de cada región hizo evolucionaron a estas razas de manera diferente en cada país, pero en general todos ellos son pesados, cerca de tierra y más largos que altos, siempre con un pecho amplio y profundo, todas estas características enfocadas a su aptitud fundamental: el arrastre. Igualmente son muy características las largas cernejas.

La raza que mejor se adaptó en nuestro país fue la raza Bretona, a partir de la cual se creó en 1950 el libro de registro del caballo hispano-bretón. Existen ejemplares cuyo peso se acerca a la tonelada, y es cada vez más extendida su cría para el consumo de carne por su elevado valor proteínico y ser baja en calorías.


LAS RAZAS ASNALES_

Tienen un origen muy remoto que se localiza en el antiguo Egipto, y su domesticación es anterior a la de los caballos (onagro).

Igualmente es antigua la cría de mulos (garañón-yegua), cuyo cruzamiento era tan elevado antiguamente, que los Reyes Católicos tuvieron que prohibir el cruce entre burros y yeguas para preservar a estas últimas de su extinción. Posteriormente, en 1745 se liberalizó la cría. En España hubo una gran exportación de garañones catalanes y mulos a E.E.U.U. en los años 40 que diezmó la población asnal.

En España tenemos 3 razas reconocidas:
  • GARAÑÓN CATALÁN: capa negro-pezeña. Tiene pelos blancos en hocico, vientre y ojo. Cruz marcada y nacimiento bajo de la cola. Alzada grande. Cuello elevado.
  • ZAMORANO-LEONÉS: pelo más largo con pinganillos (orejas) y barbas. Cuello horizontal, menos cruz y esternón en forma de quilla. Menor alzada que el Catalán.
  • ANDALUZ: desciende del burro somaliense (africano). Tordos rodados. Perfil subconvexo. Raya de mulo. Tienen gato.